Tortitas de pomelo rosado



Ingredientes:
  • 400 de harina 0000
  • 2 cditas. de polvo de hornear
  • 1 cdita. de sal
  • 300 gr. de azúcar
  • 3 huevos
  • 180 ml aceite
  • 1 taza de leche entera
  • ralladura de 1 pomelo
  • 1 cdita. de esencia de vainilla
  • Almíbar de pomelo
  • Baño glasé de pomelo

Preparación:

Para esta receta voy a utilizar estos moldes, son cubos de 6 cm de lado con una placa que hace de base, pero se puede usar cualquier otro molde. 




  • Enmantecar y enharinar los moldes y la base, para facilitar el desmolde de los budines.


  • Tamizar la harina con el polvo de hornear y la sal. Reservar.
  • Frotar el azúcar con la ralladura de pomelo hasta que el azúcar se humedezca.



  • Batir a punto letra los huevos y el azúcar con  la ralladura, utilizando batidora eléctrica
  • Sin dejar de batir, agregar el aceite y la esencia de vainilla.
  • Bajar a mínimo la potencia de la batidora e incorporar los secos tamizados, intercalando con la leche, utilizar una espátula para levantar los restos sin mezclar que puedan quedar en el fondo del bol.
  • Verter la preparación en los moldes hasta alcanzar la 1/2  de su capacidad (para que queden al ras del molde) o las 3/4 partes para que sobresalgan y tomen altura. Colocar los moldes sobre una placa para horno para evitar que se peguen en la base.


  • Precalentar el horno a temperatura media, 10 minutos antes de colocar las mini tortas.
  • Hornear a temperatura media hasta que la superficie quede dorada y al insertar un palito en el centro, el mismo salga limpio. El tiempo de horneado dependerá del tamaño de los moldes, como mínimo 15 minutos.
  • Mientras las tortitas se hornean, exprimir el jugo de dos pomelos rosados, reservar 2 cdas. de jugo exprimido para preparar el glasé  de pomelo y con el resto preparar el almíbar
  • Preparar el glasé y cubrirlo con papel adherente hasta el momento de utilizarlo.
  • Para humedecer las tortitas con el almíbar hay dos opciones:
  1. Retirar del horno y sin desmoldar, realizar agujeros profundos en los budines con un palillo de madera. Pincelar  la masa con el almíbar, esperar unos segundos para que se absorba y volver a pincelar hasta  que la masa ya no absorba más almíbar. 
    1. Inyectar el almíbar en los budines con una jeringa descartable.
    • Desmoldar en caliente y bañar con glasé de pomelo antes de que el budín se enfríe.

    Imprimir

    0 comentarios comentarios

    Estas recetas te van a gustar...

    SUSCRIPCIÓN